My Cart
0,00
Insectos comestibles por carne

INSECTOS COMESTIBLES, LOS SUSTITUTOS DE LA CARNE

Insectos comestibles que sustituyen a la carne

Suena a locura, pero si fuéramos conscientes de la realidad de la degradación del planeta nos lo plantearíamos con toda seriedad e inmediatez.

Me pasa (casi siempre) que cuando comento que tengo una web dedicada a la venta de productos con insectos comestibles la gente queda muy sorprendida, pasando luego de una breve explicación a un estado que puede ser de gran curiosidad e interés o de ganas de correr (lo que llaman el EFECTO YUK).

Por más increíble que parezca, el consumo de insectos comestibles en nuestra dieta es una necesidad del medio ambiente, al igual que una inmensa cantidad de cambios que debemos llevar a cabo si queremos tener un planeta y evitar los tremendos cambios climáticos que están surgiendo ya.

Solemos escuchar sobre la limitación en el uso de plástico e incentivar el transporte público, pero  esto es sólo la punta del iceberg a la hora de dar una oportunidad a nuestro querido, pero muy maltratado, planeta Tierra.

La buena noticia es que no hay que pasarnos a las proteínas vegetales y hacer una dieta vegetariana estricta. La solución está en los insectos y las muchas formas en que se presentan y presentarán en un futuro muy próximo.

Los insectos comestibles, una alternativa sostenible

Estudios diversos demuestran que la cría de ganado vacuno genera al dia tanto CO2 como un coche que recorre 50kms. insectos comestibles y maíz para consumo humano, René Cerrillos FloresImagina la polución de millones de reses en todo el mundo. A esto podríamos agregar las inmensas necesidades de terreno, agua y alimento necesarios para generar un kilo de carne.

Para ilustrar más claramente lo anterior, según una investigación de René Cerritos Flores, investigador de la Facultad de Medicina adscrito al Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la UNAM, para generar un kilo de carne de vacuno se necesitan 13 kilos de alfalfa, mientras que para tener un kilo de chapulines (saltamontes) de milpa sólo nos harán falta 1,7 kilo. De este insecto hablaremos un poco más adelante.

Del total de carne de vacuno consumida en el mundo, el 16% lo consume Brasil. Imaginemos por un momento que la mitad de ese consumo pasara de la ingesta habitual al consumo de insectos comestibles en Brasil. Ello conllevaría la disminución de inmensas cantidades de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera, por nombrar una de las tantas consecuencias positivas.

Una cantidad superior al 50% de la producción mundial de maíz se destina a la alimentación de reses. Para dar de comer a 100 cabezas de ganado necesitaremos unas 100 toneladas de maíz, lo que a su vez conlleva una gran cantidad de perjuicios al planeta en forma de combustible, pesticidas, maquinaria, etc.

“Lo ideal es que el maíz se use para alimentar a las poblaciones humanas y que con insectos comestibles se sustituya, al menos en una proporción significativa, el consumo de carne convencional” dijo Cerritos Flores.

Otro ejemplo que nos sirve para dibujar un poco este panorama es que para generar un kilo de harina de pescado necesitamos 10 kilos. Pero lo más increíble es que esa harina va a alimentar a la industria de la acuicultura. Es decir, estamos llevando al límite los peces que no comemos a la vez que agotamos a los que comemos.

Las mejores hamburguesas de Madrid ¿con insectos?

El problema es que la cantidad de intereses a nivel de grandes corporaciones es tremendo, y de ello dependen muchísimos puestos de trabajo. Pero ¿y si planteamos la cría y consumo de insectos de forma económica y ecológicamente sostenible?

Muchas personas no se plantean hacer comidas sin carne, dado que eso es lo que nuestra sociedad ha entendido como correcto durante décadas, relacionando una buena y completa alimentación a la ingesta de productos cárnicos y embutidos.

El mercado de los insectos comestibles va sin duda en auge y existen empresas consolidadas, startups y un largo etc., que apuestan a medio plazo por la generación de un negocio floreciente alrededor de la novel food. Vamos, que veremos más pronto de lo que pensamos la Bug Mac, el rico escorpión, el insecto palo o hamburguesas gourmet en Goiko con insectos. Por el momento sólo algunos restaurantes originales en Madrid (por ejemplo el restaurante mexicano Punto MX), Barcelona y otras ciudades se atreven a innovar.

Insectos comestibles: crecimiento estimado del mercado de insectos comestibles por región

Insisto, no hablamos de ser buenos y sostenibles sin más, hablamos de cientos de millones de euros de consumo en una inmensa variedad de productos (barritas energéticas, pasta, insectos con diversos sabores) y muchos más que irán innovando en el mercado actual.

Un caso interesante de analizar es el de los chapulines (saltamontes) de milpa. Con el que especialistas trabajan para encontrar alternativas que solucionen problemas de medio ambiente y alimentarios, como la desnutrición crónica.

René Cerritos Flores afirma que estos saltamontes que hoy son una plaga que ataca la zona central de México, pueden aprovecharse para disminuir la desnutrición y la obesidad.

Tan sólo en el Valle de Puebla-Tlaxcala, cada año son infestadas por esta especie endémica  entre 40 y 50 mil hectáreas de cultivos de maíz, alfalfa y frijol, lo que se traduce en una reducción de hasta un 75% de la cosecha.

La alternativa lógica es convertir esta amenaza en una oportunidad. Esa que hoy es una plaga pasa a ser una excelente  fuente de alimentos, generándose de 200 a 500 mil toneladas de alimento, además de oportunidades de negocio y empleo.

“La extracción de la mitad de ellos (chapulines de milpa) permitiría alcanzar tanto su sustentabilidad como la seguridad alimentaria para generaciones posteriores. Recordemos que en México hay 1.5 millones de niños con desnutrición crónica.” dice Cerritos Flores

Los insectos comestibles son rentables, y cada vez lo serán más

Este mundo se mueve por el dinero, y aunque querramos centrar este innovador mercado en la sostenibilidad, se hace necesario que tenga una base económica que permita desarrollar bienestar, empleo y atraer inversionistas que compartan la idea de un mundo mejor, pero con beneficios económicos.

Como vimos en el gráfico anterior, las estimaciones acerca del mercado mundial de insectos comestibles son tremendamente prometedoras, triplicando las cantidades en el caso de Europa entre los años 2018 y 2023.

Con todo lo anterior podemos augurar un futuro prometedor e INSECLICIOSO  a la industria de los insectos.

insectos comestibles Bug and Bugs inseclicioso

 

 

Leave your thought